Diario criptomonedas

Otro sitio realizado con WordPress

¿Qué es bitcoin y como funciona?

¿Cuál es el origen del Bitcoin?

Aunque parece ser nuevo, el Bitcoin se creó alrededor de los años 2007 y 2008, es decir, hace casi 12 años. Y si nos ponemos a pensar un poco, nos daremos cuenta que este fue el momento de una de las mayores crisis económicas que el mundo haya sufrido. Y fue en este contexto que el Bitcoin comenzó a desarrollarse.

Pero no fue sino hasta el mes de enero de 2009 que comenzaron a ocurrir las primeras transacciones. Además, también fue alrededor de esta época cuando se lanzó la primera versión de la moneda, Bitcoin 0.1. A finales del mismo año llegó la segunda versión, conocida como Bitcoin 0.2.

Durante las primeras transacciones, el valor del tipo de cambio entre el Bitcoin y el dólar fue establecido por el New Liberty Standard como: USD 1 = BTC 1,309.03.

¿Cómo se creó el Bitcoin?

Para comprender qué es el Bitcoin y cómo funciona, primero debe comprender qué es un bloque. En el sistema Bitcoin, los datos que pertenecen a la red se guardan en carpetas llamadas bloques (más adelante hablaremos más a profundidad de la importancia de la tecnología de Blockchain).

Por lo tanto, todas y cada una de las transacciones que se ejecutan durante un período de tiempo se almacenarán en estos bloques. Así cada uno de ellos está asociado con problemas matemáticos.

En enero de 2009, se extrajo un bloque llamado Genesis con el siguiente número arbitrario: 2083236893. Esta combinación produjo un total de 50 Bitcoins.

Poco después, se lanzó una nueva combinación y surgieron nuevos sistemas.

Fue a principios de dicho año que se llevó a cabo la primera transacción de Bitcoin. Los responsables fueron un misterioso Satoshi Nakamoto, programador, y Hal Finney, activista criptográfico.

Una de las características principales del Bitcoin desde su inicio es que puede ser una moneda virtual que, sobre todo, puede funcionar de forma independiente. Los bitcoins no requieren ningún tipo de intervención bancaria, ni dependen de instituciones gubernamentales para mantenerlos en circulación.

Crecimiento del Bitcoin

Fue en julio de 2010 que comenzó el crecimiento y la evolución de esta moneda virtual, con el lanzamiento de Bitcoin 3.0. En noviembre de ese año, el monto total negociado superó el millón de dólares.

2010 también estuvo marcado por la falla del sistema Bitcoin, que fue descubierto y utilizado para crear más de 180 mil millones de bitcoins. Además, en diciembre se lanzó la primera aplicación de transacciones móviles llamada Bitcoind.

Tres años después, en 2013, comenzó un gran crecimiento con el lanzamiento de la versión 0.8. Este año, el valor de mercado superó los mil millones de dólares.

Es importante recordar que durante gran parte de la historia del Bitcoin, la moneda virtual aún no se regularizó en la mayoría de los países. En Europa, por ejemplo, comenzó a regularse entre 2009 y 2015, mientras se expandía por los países europeos.

Además, se creó la Fundación Bitcoin, una compañía responsable de regular y monitorear los mercados de divisas virtuales en todo el mundo.

Cabe mencionar que valor de un bitcoin puede variar de un país a otro todos los días. También se puede negociar libremente entre personas que realizan compras y ventas de moneda virtual.

El misterioso Nakamoto

El 31 de octubre de 2008, se publicó en un grupo de correo electrónico un grupo de mensajería electrónica llamado “Bitcoin: un sistema de efectivo electrónico entre pares”.

Este misterioso archivo fue colocado por alguien llamado Satoshi Nakamoto, quien se hizo conocido como el creador de Bitcoin. Pero incluso hoy su identidad es solo especulación.

Por ello, se dice que Satoshi Nakamoto en realidad es el seudónimo utilizado por la persona o personas que crearon la moneda virtual de bitcoin. Varias teorías ya han intentado demostrar quién sería Nakamoto, pero ninguna de ellas ha podido demostrar realmente quién fue el creador de una moneda virtual tan famosa.

¿Cómo funciona el Bitcoin?

Un bitcoin es una moneda virtual, pero no es un dólar o euro. No se puede retener y no es reconocido como moneda de cambio por la mayoría de las tiendas, aunque hay comerciantes en el mundo que aceptan pagos en bitcoins.

El Bitcoin no es emitido ni respaldado por ningún gobierno en el mundo. Un bitcoin es valioso solo en la medida en que los usuarios estén de acuerdo en que lo ha hecho. Pero además, se asemeja a las demás divisas por el mero hecho de que el precio de una moneda está determinado por la oferta y la demanda.

El proceso de transferencia de bitcoin es similar a la transferencia bancaria. Cuando una persona busca hacer un envío de dinero por transferencia bancaria, sólo debe completar los datos del destinatario y los detalles de su cuenta.

El banco le quita la cantidad de dinero y se la envía al destinatario. Por su parte, los usuarios deben confiar en el banco para tomar el dinero de su cuenta y enviarlo al destinatario.

Las transacciones con bitcoin se realizan con el consentimiento de los usuarios de la red descentralizada. Estas transacciones pueden realizarse a través de compañías (intercambios) que ofrecen billeteras electrónicas que cargan datos a la red. Aunque cabe mencionar que todas las transacciones nuevas se envían a la red para su verificación, una operación realizada por mineros.

Características del Bitcoin

1. Se encuentra descentralizado

Ninguna institución controla la red, pero es mantenida por un grupo de voluntarios y cada uno de ellos guarda una copia del registro.

2. Cantidad limitada de monedas

A diferencia de las monedas tradicionales (euros, dólares), el número de bitcoins es finito, y el bitcoin se basa estrictamente en la resolución del algoritmo. Esto significa que el Bitcoin se está volviendo más atractivo porque a medida que aumenta la demanda, la oferta sigue siendo la misma: 21 millones de bitcoins.

3. Psicoanonimato

Debido a que no hay una unidad central que controle el proceso, los usuarios de bitcoin no están obligados a revelar su identidad. Por lo tanto, la red y otros usuarios no pueden ver que X ha enviado 2 bitcoins a Y, pero solo pueden ver que la dirección que posee X envía 2 bitcoins a la dirección que posee Y.

4. Es muy seguro

Una vez que X ha realizado una transacción a Y, esta transacción ya no se puede modificar, y X solo puede recibir el dinero si Y lo envía voluntariamente. Este sistema fue implementado para que las transacciones no sean falsificadas y modificadas.

¿Cómo se determina el precio del Bitcoin?

El valor de cada Bitcoin está determinado por el mercado, como resultado de la negociación de los propietarios de divisas y aquellos interesados en comprar. El comercio tiene lugar en un intercambio, que actúa como un cambio de moneda. Enumera los valores ofrecidos para compra y venta. Cuando estos valores se encuentran, se produce una negociación.

Varios factores influyen en los valores presentados en las negociaciones, pero algunos son claramente más relevantes. A continuación te compartimos los principales de ellos:

Oferta y demanda

La ley de la oferta y la demanda es el factor fundamental en la fijación de precios de cualquier bien o activo. Por lo tanto, no hay escapatoria al tratar de comprender cómo se calcula el valor del Bitcoin.

La salida de Bitcoin es estable y tiene un límite claro. Cerca de 21 millones de monedas estarán disponibles para el año 2140. A partir de ahí, se puede decir que el suministro de Bitcoins es estable.

Por lo tanto, el precio del activo está determinado en gran medida por su demanda. Varía según la búsqueda de Bitcoins de las personas. Cuanto mayor sea el interés, mayor será el precio frente a la oferta estable.

Número de nuevos inversores

Con un análisis de red, puede determinar el flujo de crear nuevas carteras de Bitcoin. Esto también debe ser tenido en cuenta por cualquiera que quiera saber cómo se calcula el valor de Bitcoin.

La creación de nuevas carteras es un buen indicador de cuántos nuevos inversores ingresarán a este mercado. Esto genera expectativas de una mayor demanda en el futuro cercano y lleva a quienes ya están en el mercado a pagar más por la moneda.

Aceptación de la moneda

El Bitcoin actúa como un activo y como una moneda, y estos usos dependen de su aceptación diaria. El Bitcoin es cada vez más aceptado como medio de intercambio, lo que garantiza una mayor utilidad y demanda.

Su uso como inversión también se ha consolidado. Cada vez más inversores buscan al Bitcoin como una protección contra la crisis y, en ocasiones, buscando una alta rentabilidad.

Cambios del mercado

Hablando de crisis, grandes variaciones en otros mercados pueden influir en el precio de Bitcoin. Esto se debe a que estos cambios pueden cambiar los factores importantes al pensar en cómo se calcula el valor del Bitcoin.

Hasta ahora, las características del Bitcoin han llevado a una mayor demanda de esta moneda en situaciones de crisis. Esto está relacionado con la aceptación internacional de la moneda y la garantía de oferta limitada.

Los factores presentados son los más relevantes. Muestran la dinámica de la búsqueda de divisas y se aplican en la fórmula de cómo se calcula el valor de Bitcoin. Al comprender este mecanismo, es posible predecir variaciones futuras y beneficiarse de él.

¿Qué es la minería de Bitcoin?

¿Quiénes son los mineros?

Los responsables de verificar, transmitir y registrar estas transacciones en la cadena de bloques son los mineros: computadoras con alto poder de procesamiento, equipadas con hardware especial y conectadas en red.

En la práctica, cuando enviamos un bitcoin a un amigo, hay un minero, o más bien una supercomputadora, que verifica cada paso de esa transacción. Comprueba, por ejemplo, si realmente tenemos ese valor, si podemos gastarlo o si la firma es correcta. Es decir, los mineros son los auditores del proceso.

¿Cómo funciona la minería de bitcoin?

La minería de Bitcoin tiene dos propósitos: el primero es validar las transacciones y el segundo es registrar las transacciones válidas en la cadena de bloques (libro mayor descentralizado). Pero este registro solo es válido si hay consenso entre los participantes de la red (llamados nodos). Este proceso es lo que garantiza la neutralidad, seguridad y funcionamiento del sistema.

Pero para validar las transacciones, estas máquinas necesitan resolver cálculos difíciles, que la red ajusta en tiempo real. Solo después de que se resuelva este problema, se agrega un nuevo bloque de transacciones a la cadena de bloques y el minero es recompensado por su esfuerzo. Actualmente, la recompensa es de 12.5 bitcoins. Interesante remuneración, ¿no?

Sí, pero no es fácil obtenerlo. Esto se debe a que existe una feroz competencia entre todos los mineros de la red en busca de la recompensa. Y quién tiene más poder computacional para resolver los cálculos, termina llevándose dicha remuneración. Además, la dificultad aumenta a medida que más participantes ingresan a la red. Resolver este problema para validar y registrar transacciones en un bloque válido para agregarlo a la cadena de bloques puede demorar un promedio de 10 minutos.

¿Vale la pena extraer bitcoins?

La minería de bitcoins parece un buen negocio: además de la posibilidad de ganar 12.5 bitcoins, los mineros obtienen tarifas de aquellos que envían transacciones. Pero así como el premio es alto, también lo es el costo de alcanzarlo.

Además de la alta inversión en computadoras con alta capacidad de procesamiento, así como el gasto de electricidad, es necesario competir con poderosos centros de datos en todo el mundo. En China, por ejemplo donde la energía es barata y la tecnología se encuentra muy desarrollada, existen granjas mineras de bitcoin reales. Por lo que es difícil competir con estos adversarios.

¿Qué es el Blockchain?

La blockchain es, por así decirlo, el alma del Bitcoin. Se trata de un tipo de base de datos donde se almacena toda la información sobre las transacciones de Bitcoin. Lo bueno es que este archivo grande es accesible para todos los usuarios.

De esa manera, puede acceder a esta base de datos desde su computadora y ver una negociación que tuvo lugar entre dos personas: una en China y otra en Alemania, por ejemplo.

Los detalles sobre quiénes están involucrados no pueden conocerse ya que todo está encriptado. Pero sabes que la transacción tuvo lugar y que está escrita en la cadena de bloques para siempre.

Y hablamos para siempre en el sentido literal. Después de todo, no puede deshacer o cambiar una transacción después de ingresarla al sistema. Es decir, no puedes volver si te arrepientes de vender tus Bitcoins.

En resumen: blockchain es una cadena de bloques, de ahí el nombre, que forman parte de un sistema de registro colectivo. Esto significa que la información no se almacena en un solo lugar, porque en lugar de almacenarse en una sola computadora, toda la información de blockchain se distribuye entre las diversas computadoras conectadas a ella. Y es precisamente esto la base de su seguridad.

Ahora que sabe lo que es, ¿qué le parece seguir adelante y comprender cómo funciona esta tecnología?

Bitcoin y Blockchain: cuál es la relación

Puede parecer muy complejo a primera vista, pero comprender cómo funciona blockchain no es tan difícil. La tecnología es muy innovadora y es una de las razones por las que los Bitcoins se han ganado el agradecimiento de los inversores de todo el mundo.

La palabra blockchain ya ofrece parte del proceso: como dijimos, es una cadena de bloques. Cada bloque está compuesto de información variada sobre las diferentes transacciones y tiene una firma digital única llamada hash o prueba de trabajo. Esta firma actúa como una huella digital en bloque y ayuda a hacer que el proceso sea más seguro ya que todo está encriptado.

Este hash funciona como un enlace entre bloques, ya que un bloque lleva su propio hash y también el hash del bloque anterior. Esto formará la cadena que va  a conectar varios bloques de información entre sí.

Responsable de reunir información sobre los bloques y añadir un bloque a otro son los mineros . Es probable que hayas oído hablar de ellos, ¿no? Estas personas recopilan transacciones que aún no se han insertado en un bloque y las agregan a la cadena de bloques con el hash correcto.

Cada bloque tiene una capacidad máxima y se crea a un ritmo constante. En el caso de Bitcoin, se agregan nuevos bloques a la red cada 10 minutos más o menos.

Por lo tanto, en este período de tiempo, varias transacciones de compra y venta de Bitcoin entre usuarios se verifican y se agregan a la cadena de bloques. Solo después de que se completa y verifica un bloque completo, una cantidad de monedas puede salir de la billetera virtual del vendedor y pasar a la billetera del comprador.

Si ha iniciado sesión en la red, puede ver el cifrado para esa misma transacción. Sin embargo, sin poder ver la identidad de los involucrados o cambiar este proceso. Debido a que estos bloques están sellados por códigos criptográficos muy complejos, es prácticamente imposible romperlos y alterar la información contenida en ellos.

¿Es segura la tecnología de Blockchain?

Para hablar sobre seguridad en este tema, debemos recordar lo que acabamos de decir. Cada una de las transacciones realizadas tiene un código único, es decir, una firma digital. Este código es verificado por los propios usuarios y la transacción debe ser aprobada antes de que pueda incorporarse a la cadena de bloques a través de un bloque.

La vigilancia y verificación de toda esta información es realizada por los usuarios conectados a la red, los llamados mineros. Esta verificación es un paso extremadamente importante para prevenir el fraude.

Otro factor que contribuye a la seguridad de este proceso es el hash. Cada bloque tiene su propio hash , una firma criptográfica específica.

Como ya sabemos, además de cargar su propia firma, el bloque también ha modificado el bloque anterior. Esto es lo que hace que el trabajo de pirateo sea mucho más complicado.

Después de todo, para acceder a la información contenida en un bloque, se tiene que descifrar el cifrado de su hash y también el bloque anterior. Dado que todo está vinculado como una cadena, este proceso tendría que hacerse sucesivamente y prácticamente no tendría fin.

Además, para sortear la cadena de bloques tendría que cambiar los datos registrados en cada una de las diversas computadoras conectadas a la red. Este fraude requeriría que la computadora del hacker tenga una mayor capacidad de procesamiento que el total de todas las computadoras existentes hoy en día. Algo poco práctico en estos días, ¿estás de acuerdo?

La seguridad que ofrece el sistema blockchain es tan relevante que las empresas e incluso las instituciones gubernamentales están mostrando interés en usar la tecnología. Esto se debe a que la idea no solo le permite proteger los datos, sino también compartirlos con quien desee sin renunciar al control sobre esa información.

Blockchain: posibilidades más allá de Bitcoins

La cadena de bloques hoy está directamente vinculada a Bitcoins, ya que la moneda se creó hace casi una década. A pesar del fuerte vínculo, no significa que todo continuará así para siempre.

Muchos entusiastas creen que esta tecnología puede ser la clave para una nueva forma de almacenar y acceder a la información. Cuando pensamos en esta nueva propuesta para compartir y validar información, las posibilidades pueden ser numerosas.

No es de extrañar que entre aquellos que estudian nuevas tecnologías, la cadena de bloques ya se haya convertido en una portada de libro. La visión es que la creación de redes de información descentralizadas puede transformar completamente la forma en que se harán los negocios en el futuro.

Si hoy consideramos que el Internet es la forma más eficiente de compartir información con personas de todo el mundo en cuestión de segundos, blockchain puede ofrecer una nueva propuesta.

En el sistema financiero, por ejemplo, ya estamos viendo que la cadena de bloques está cambiando el panorama. Se espera que esta tecnología ayude a simplificar los sistemas operativos y a mantener un entorno más seguro y libre de fraude.

Y no necesariamente tenemos que ceñirnos a las transacciones que involucran dinero y activos financieros. Se cree que es posible utilizar este nuevo sistema para archivar y compartir otras cosas, como música, arte, votos y documentos, por ejemplo.

Además de practicidad y seguridad, la tecnología actual ofrece otra ventaja: no hay intermediarios. En un futuro cercano, es probable que podamos compartir datos o realizar una compra directamente de personas de todo el mundo sin tener que pagar tarifas a empresas, tiendas o bancos.

Esto abre una gama de posibilidades donde se puede usar blockchain. Por ejemplo:

  • Registros médicos
  • Diplomas
  • Transcripciones escolares
  • Documentos de identificación como pasaporte
  • Registros inmobiliarios
  • Registros de automóviles

Los entusiastas creen que el uso de esta tecnología permitirá catalogar, rastrear, certificar y autenticar información y objetos de valor de una manera completamente nueva. Y mejor: sin estar a merced de los impuestos y la burocracia.

Y, pos supuesto, siempre con la ventaja de proporcionar seguridad y ser accesible a cualquier usuario, ya que todo se registrará en una gran base de datos compartida con usuarios de todo el mundo.